Negocios

Como ser competitivo en tu ecommerce sin sacrificar los precios

Los sitios web de ecommerce son magníficos y muchos muestran marcadas tendencias en comparación con las tiendas físicas. Las tendencias se ven reflejadas en el diseño de sus páginas web, las cuales incluyen la animación, las vistas previas de productos de 360 ​​grados, el filtrado avanzado, etc.

Aunque las tendencias llaman la atención, no garantizan las diversas tasas de conversión o una buena experiencia para el usuario; por lo que hay diversos elementos que cada comercio electrónico debe manejar para lograr mantenerse en un alto nivel competitivo.

Intentar rivalizar con los precios entre los grandes ecommerce es una tarea muy complicada. Es por eso que las diferentes empresas online compiten eliminando las rebajas; buscando consolidar así su posición, orientando su marca y reforzando su imagen al transmitir un mensaje más cercano a los usuarios.

Diferenciación al cuadrado

Se debe establecer numerosos valores, así como una identidad propia a un determinado producto. De esta manera, lograrás hacerlo único entre los compradores. Es por esto que se recomienda conseguir un grupo de clientes a los que se les haga llegar un mensaje impactante y luego diseñar un producto cónsono con ese mensaje.

Marketing eficaz

El mismo debe tener la particularidad de realzar nuestras ventas destacando entre los numerosos competidores, para que los clientes nos seleccionen para realizar su compra.

Además, esta estrategia nos brinda la oportunidad de explorar otros canales dedicados a las ventas; como los marketplaces, los corners en tiendas físicas o pop-up stores, la venta social en redes sociales.

Potencia tu marca, no el producto

Esto hace referencia a la enorme saturación de ofertas de productos con características similares. Se le debe otorgar una identidad y un significado a la marca, ofreciendo a la vez un mensaje que genere un interés en nuestro producto y consiguiendo que los usuarios prefieran comprar nuestra marca con relación a otras.

La regla del nueve

Consiste en no fijar un precio redondo, sino establecer montos cercanos a un número redondo. Por ejemplo, 99$ en lugar de 100$; aunque esto funciona muy bien con números altos, con montos bajos no es aconsejable.

Diferenciar los gastos

Se recomienda apartar los gastos de impuestos y otros tales como los de los envíos o el IVA del precio inicial que se les muestra a los clientes, logrando así que el cliente identifique el valor real del producto y le sume a este los gastos del envío y el IVA.

Advirtiendo a la vez que algunos clientes no favorecen estas publicaciones, manifestando que las mismas son un engaño.

Cupones, ofertas y descuentos

Esta es la manera más viable de poder ofrecer productos a un buen precio sin que la imagen que proyecta el negocio se vea afectada, ya que estas promociones son apreciadas como una magnífica oportunidad por los consumidores que algunas veces prefieren una oferta temporal que una rebaja permanente. Lograr mantener el precio acordado y además ofrecer extras es un excelente sistema para aumentar las ventas.

Para concluir, te recomendamos que realices un estudio de mercado sobre la competencia y así sabrás sobre que rango de precios te podrás posicionar.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *